Visítanos

CULTURA

Historia


P1000164.x450La villa de Cabredo comparte historia con el Valle de Aguilar, en el que está integrada. La localidad estuvo ocupada por los castellanos en la guerra de 1430 y, siglos más tarde, formó parte en dos ocasiones de la provincia de Álava. En 1822 pasó a Álava por primera vez, pero al año siguiente la restauración del Antiguo Régimen supuso su vuelta a Navarra. También en 1840 pasó a ser una localidad alavesa. En esta ocasión fue la protesta de las autoridades regionales y locales la que devolvió Cabredo a Navarra en 1841, cuatro años antes de que se transformara en municipio independiente.

Desde finales del siglo XVI hasta el siglo XVIII, Cabredo fue sede de un importante taller de escultura, que alcanzó su máximo esplendor en torno a 1600. En él trabajaron los artistas más reconocidos de la zona.

Arte


IMG_7801.x450La Parroquia de Santiago el Mayor es la principal obra arquitectónica de Cabredo. Se trata de un edificio tardogótico construido en sillería a mediados del siglo XVI y reformado posteriormente, y está formada por una nave única de cuatro tramos cubiertos por bóvedas de crucería estrellada, dos pequeñas capillas cuadradas, cabecera poligonal y coro elevado a los pies. Además, cuenta con torre y sacristía que se enmarcan dentro del clasicismo herreriano. En el exterior, una puerta de madera de comienzos del siglo XVII decorada con un relieve de Santiago Matamoros y protegida por un amplio atrio de planta cuadrada con bóveda estrellada.

El retablo mayor, de grandes dimensiones y estructura de tipo manierista con elementos del primer barroco, alberga relieves y esculturas de un retablo romanista anterior. En la iglesia encontramos también un retablo en madera del Ecce-Homo y otro de la Virgen del Rosario, ambos del siglo XVIII y de estilo rococó, el mismo estilo que presenta la sillería conservada en el coro.

P1000170.x450El casco urbano de Cabredo responde al tipo de ciudad camino, articulado en torno a dos calles paralelas. En él se levantan dos ermitas de construcción moderna, la del Santo Cristo, en la que se venera una imagen expresivista del Crucificado del segundo tercio del siglo XVI, y la de San Simeón Labrador, construida sobre la casa del santo y en la que se conserva, entre otras reliquias, una sandalia del titular. A 500 metros de Cabredo encontramos una tercera ermita, la de Nuestra Señora de la Natividad o del Carrascal, construida en el siglo XVI con planta rectangular de nave única, sin crucero ni tramos diferenciados, y cubierta plana moderna.

En Cabredo, que fue sede de un importante taller de escultura, se conservan construcciones de sillería del siglo XVI, algunas de ellas con escudos de entre los siglos XVI y XVIII. El Taller de Cabredo, del siglo XVI, presenta un arco de medio punto ciego y, en la fachada, un escudo rococó de piedra del siglo XVIII con las Armas de Antoñana.

Esparcimiento


Fiestas

Los santos Simeón y Úrsula son los titulares de las fiestas patronales de Cabredo, que se celebran el tercer fin de semana de septiembre. Entre los actos festivos, misa y una cena popular en la que se reúnen los vecinos del pueblo. Poco antes, el 8 de septiembre, también se reúnen en torno a la mesa, en esa ocasión en una comida popular para celebrar la fiesta de la Virgen del Carrascal.

El domingo anterior a San Juan, los vecinos de Cabredo van en romería a San Simeón de Azuelo. Tras subir a la ermita por el camino antiguo, se juntan allí con los vecinos de Azuelo, con los que almuerzan. Un mes después, el 25 de julio, es el momento de honrar al patrón del pueblo, Santiago.

Y en Navidad, los protagonistas son el Olentzero y los Reyes Magos, que recorren en cabalgata las calles de Cabredo.

Deporte

P1000162.x450

El municipio forma parte de un coto de caza mancomunado entre Cabredo, Genevilla y Marañón en el que la gente de los pueblos puede cazar jabalí, perdiz, codorniz, paloma y liebre. Además, en el río Ega hay una zona libre de pesca de trucha con fechas de uso marcadas.

ENTORNO NATURAL

P1000161.x450El municipio de Cabredo, atravesado de Este a Oeste por el río Ega, alberga la reserva natural de Peñalabeja. En ella, que fue declarada reserva natural en 1987, se conserva una importante muestra de roble marojo, una especie vegetal muy poco habitual en Navarra. La reserva es casi totalmente un bosque maduro de marojo, en el que se mezclan algunas carrascas, arces y madroños. En Peñalabeja podemos encontrar ejemplares de jabalí y, en los bosques y en Sierrachiquita, zorros.

En el núcleo urbano, detrás de la iglesia, crece también un árbol destacable. Se trata de un nogal de gran porte, con un diámetro de más de tres metros.

Al norte del término de Cabredo, a un kilómetro y medio del núcleo urbano, se encuentra el embalse artificial de la Sota. En él viven de forma permanente colonias de aves como azulones y fochas, mientras que acoge también a aves de paso como porrones, somormujos y garzas.

Desde Cabredo podemos realizar recorridos que nos llevan hasta la cima de Peña Ochanda o a la Reserva Natural de Peñalabeja, pasando por el embalse de la Sota.

RECORRIDOS
  • Embalse de la Sota

Desde el casco urbano de Cabredo parte este recorrido circular que nos llevará hasta el Embalse de la Sota y de él, de vuelta a Cabredo. Señalizado como sendero de pequeño recorrido, tiene una longitud de 12,6 kilómetros. Tomamos en Cabredo una pista que transcurre entre campos de cultivo y que nos lleva hasta el embalse, al que rodeamos siguiendo el camino. Una senda nos adentra, a continuación, en la Reserva Natural de Peñalabeja, en la que encontramos bosques de roble marojo. Siguiendo el camino llegamos a un alto despejado desde el que podemos disfrutar de vistas de Sierrachiquita y de la Sierra de Marañón. Continuamos por el camino entre bosques y llegamos de nuevo a Cabredo.

  • Peña Ochanda-Sierra Chiquita

Se puede acceder a ella a pie desde Cabredo, en un recorrido de 2.5 kilómetros y de dificultad media. Un paseo entre encinares nos acerca a la sierra.

TURISMO

P1000179.x450La villa de Cabredo espera al visitante dispuesta a compartir con él su riqueza tanto artística como natural. La iglesia tardogótica de Santiago el Mayor, construida a mediados del siglo XVI, y las ermitas del Santo Cristo y de San Simeón Labrador, ambas de estilo moderno, así como la de la Natividad, construida en el siglo XVI dan la bienvenida a quien recorre la localidad y sus alrededores. También lo hace el edificio del Taller de Cabredo, que entre los siglos XVI y XVIII albergó un importante taller de escultura.En este municipio, la naturaleza rivaliza con el arte tratando de deslumbrar a quien se acerca hasta él. En el término de Cabredo se encuentra la Reserva Natural de Peñalabeja, donde se conserva una importante muestra de roble marojo, un ejemplar muy poco habitual en Navarra. El patrimonio natural de la localidad se ve también enriquecido por las diversas colonias de aves que habitan el embalse artificial de la Sota, al que se puede acceder por un agradable sendero balizado.

NEGOCIOS

Cabredo es un municipio fundamentalmente agrícola, siendo el cultivo de secano la principal fuente de ingresos de sus vecinos. Entre estos cultivos destacan el trigo, la cebada y la patata, mientras que en las orillas del río Ega se encuentra algo de regadío.

En cuanto al sector industrial, en Cabredo hay dos establecimientos dedicados a la preparación de carne y embutidos. La ganadería, por su parte, no tiene importancia en la economía local.